Katuwira
(El lugar donde nacen los sueños)

Es una escuela-taller para personas con discapacidad situada en el pueblo de Íllimo

Objetivos

El objetivo general del proyecto es mejorar la vida de las personas con discapacidad que viven en Íllimo y la de sus familias. Para ello construimos una escuela-taller en la que pretendemos dotar de un espacio propio e impulsar las actividades de un grupo previamente organizado de personas con discapacidad para:

  • Ayudar a su desarrollo personal, tanto cognitivo como su capacidad de relación con los demás.
  • Mejorar su calidad de vida facilitándoles terapias físicas, tratamiento médico y mejorando su dieta.
  • Ayudar a los padres de lo niños discapcitados a educarles y creer en las posibilidades de evolución de sus hijos.

Breve Historia y funcionamiento

Desde mediados del 2003, un grupo de personas con discapacidad dirigidas por un estudiante de magisterio sensibilizado ante la realidad de estas personas, se reunían en una sala que la municipalidad del pueblo de Íllimo les cedía dos veces por semana. Ante la ausencia de apoyo estatal a las personas con discapacidad en el pueblo, y la iniciativa de este grupo Koricancha decide apoyarles, y en abril del año 2004 comenzamos a construir una escuela-taller en un terreno de 525 m2 que había sido cedido a uno de los miembros de nuestra ONGD. Comenzamos con una habitación de adobe en la que se daba apoyo escolar y se realizaban diversos talleres para las personas que integraban Katuwira. Un año más tarde, en 2005, las madres de los niños pertenecientes a Katuwira y aquellas personas que de alguna u otra forma estaban implicadas en la escuela taller crearon una asociación. Esta asociación supuso un gran avance en la sensibilización y concienciación del pueblo ante una problemática existente que hasta ese momento se había vivido con vergüenza por los miembros de las familias de personas con discapacidad.

Desde su construcción Katuwira se ha ido ampliando y mejorando gracias a las subvenciones concedidas por el ayuntamiento de Tres Cantos y a las aportaciones económicas de particulares. Actualmente, la escuela tiene construidos unos 200 m2, parte en ladrillo y otra parte en adobe. Contiene dos aulas para apoyo escolar, dos salas para terapias tanto físicas como psicológicas, una cocina, un comedor, baños y un patio interior para los descansos. Las actividades que realizamos en Katuwira son:

  • Educación: Katuwira no es un colegio, pero los niños reciben clases periodicamente para que los niños aprendan en la medida de sus posibilidades: normas de educación, formas, colores, números, el cuerpo humano, etc. Desde que se trabaja con ellos la evolución de los niños ha sido muy evidente, no sólo intelectualmente, también ha mejorado mucho su capacidad de relación y sociabilidad.
  • Escuela de padres: en la que mensualmente se trata un tema que se ve importante o que las propias familias solicitan. Los temas suelen estar dirigidos a la mejora de la educación de los niños y a la re-educación de los padres que en muchas ocasiones son los primeros que no creen en las capacidades de sus hijos.
  • Taller de costura: compuesto por las madres de los niños integrantes de Katuwira. La profesora que dirige el taller lo hace como voluntaria, y son las propias madres las que pagan el coste del desplazamiento de la profesora desde Chiclayo. La idea con la que se organizó el taller es crear una microempresa para que las madres puedan subsistir y mantener el comedor.
  • Escuela de danza: dirigido a los niños, con el fin de potenciar y desarrollar su psicomotricidad y su capacidad de relación y comunicación. Sin olvidar la importancia que en el desarrollo y felicidad de un niño tiene el juego.
  • Terapias físicas y psicológicas: varias veces por semana una fisioterapeuta y una psicologa, tratan a los niños y familiares que lo requieren por un precio simbólico que sirve para cubrir los gastos de transporte de las doctoras.
  • Alimentación: diariamente los niños reciben una comida equilibrada en el comedor de la escuela. Esta comida es preparada por algunas de las madres.

 

Actualmente, desde Koricancha se sigue invirtiendo en la mejora de las instalaciones de Katuwira, y se les apoya a través de material escolar, el almuerzo diario para los niños y tratamientos médicos, pero el verdadero motor de Katuwira es el trabajo de las familias. Son ellas quienes mantienen mensualmente el pago del agua y la luz y las que pagan el transporte de las personas que van a impartir los diferentes talleres.

Fotos

más fotos

Koricancha, apartado de correos 279, 28760 Tres Cantos. Madrid

Fotos del comedor Esperanzas de Vista Alegre

 

Primera | Imagen anterior | Imagen siguiente | Última

 

Cerrar