Comedor Esperanzas de Vista Alegre

Objetivos

Mejora integral de las condiciones de vida de las familias pertenecientes al comedor:

  • Mejora de la alimentación de las familias.
  • Formación de las madres de familia mediante talleres.
  • Educación sanitaria y en valores para ayudar a las madres a la educación y cuidado de sus hijos.

Breve Historia y funcionamiento

El comedor Esperanzas de Vista Alegre tiene su origen cuando comenzamos a trabajar con un grupo de madres que cocinaban en la calle, en un pueblo joven (barriada marginal) de la ciudad de Chiclayo (Perú). Estas madres habían organizado una olla popular, forma habitual de organizarse de las madres peruanas de bajos recursos para poder dar de comer a sus hijos. La olla popular consiste en que cada madre aporta una parte de los ingredientes necesarios para preparar la comida de manera que entre todas juntan lo necesario para poder dar una comida consistente a los niños. Además las madres se turnan en la preparación de la comida lo que les deja más tiempo para otras labores dentro y fuera de casa. Este grupo de madres, aunque muy unidas y organizadas cocinaban en la calle dado que no disponían de otro espacio físico en donde hacerlo. Partiendo de esta realidad en el año 2000 compramos un terreno en el pueblo joven Esperanzas de Vista Alegre y construímos una primera habitación de adobe, que se implementa con cosas muy básicas, para que las madres dispongan de un espacio físico propio para cocinar. Poco a poco, el comedor se ha ido y ampliando y mejorando gracias a subvenciones públicas y donaciones privadas y actualmente, tiene las condiciones adecuadas para que además de cocinar los niños también puedan comer allí.

A parte de su utilidad como comedor propiamente dicho, siempre hemos pretendido que el comedor sea un espacio de encuentro y formación para las madres y los niños, por lo que en estos años de funcionamiento hemos fomentado actividades tales como talleres de costura, oración, teatro o manualidades, charlas educativas y de salud, o talleres de apoyo escolar para los niños, además de la implementación de una pequeña biblioteca.

Las madres también participan económicamente en el mantenimiento del comedor pagando algunos gastos cotidianos, tales como la luz, el gas, los enseres de limpieza, el aceite… Creemos que esto es positivo y de esta manera se fomenta la co-responsabilidad en la ejecución de proyecto.

Fotos

más fotos

Koricancha, apartado de correos 279, 28760 Tres Cantos. Madrid

Fotos del comedor Esperanzas de Vista Alegre

 

Primera | Imagen anterior | Imagen siguiente | Última

 

Cerrar